Fundación Cementerio El Cuadrado

Previous
Next

Panteón Regional del Zulia:

El Panteón Regional del Zulia honra la memoria de los más honorables zulianos. Fundado en 1995, allí reposan los cenotafios de Rafael Urdaneta y Rafael María Baralt, así como personajes entrañables para el gentilicio como Ricardo Aguirre, Felipe Pirela y Udón Pérez, entre otros ilustres.

Historia:

En el Panteón Regional del Zulia se inhuman con honores los restos de personalidades ilustres de ese estado desde el 25 enero de 1995, cuando fue inaugurado a propósito del Día de San Sebastián, patrono de Maracaibo. El panteón se fundó en 1994, cuando Guillermo Lugo, presidente de la Asamblea Legislativa, hoy Consejo Legislativo (CLEZ) formuló una ley con la que se decretaba que esta estructura, anteriormente iglesia y templo bautismal, pasara a ser panteón del estado Zulia. Lo hizo con el objetivo de rendir tributo a próceres de la independencia y ciudadanos eméritos que prestaron servicio distinguido en la región y en el país. Fue finalmente el 20 de enero de 1995 cuando abrimos las puertas.

Precedentes del panteón nacional:

El Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004 – 2010 referido al municipio Maracaibo, escarba un poco más en el origen de este mausoleo regional: La puesta en funcionamiento del panteón del Zulia se remonta a 1988, cuando la Fundación Zuliana para la Cultura propuso que se trasladaran las tumbas de los próceres zulianos al Panteón Nacional. Luego de varios intentos -se cita al IPC-, un grupo de personajes importantes de la cultura zuliana decidió emprender el proyecto del Panteón Regional, logrando en 1995 trasladar los restos del general marabino Venancio Pulgar (presidente constitucional del Zulia entre 1870 y 1874). Desde entonces descansan en ese lugar los restos de muchos hombres y mujeres ilustres del estado. Antiguamente era la capilla de Coromoto.

Los ilustres del panteón:

El protocolo es riguroso. Al menos el 0,5 % del padrón electoral del Zulia, la Sociedad Bolivariana, Academia de la Historia y cinco diputados del Consejo Legislativo deben presentar ante una comisión del panteón, presidida por el gobernador de turno, una ficha técnica del candidato con el resumen bibliográfico, el acta de defunción y la autorización de familiares. Luego se publica una carta en la prensa escrita, para descartar cualquier objeción.

Descripción:

El IPC describe la sede del Panteón Regional del Zulia como una estructura «de estilo El IPC describe la sede del Panteón Regional del Zulia como una estructura de estilo neoclásico con un predominio del dórico en sus columnas y cornisas. Posee un solo nivel con una planta rectangular. Su acceso principal es una puerta de doble hoja en madera atravesadas por largos pasadores de hierro. Posee un techo a dos aguas con armazón de madera y tejas. En su fachada frontal se observan cuatro pilares adosados a la pared que sostienen el frontón, el cual alberga en su centro una placa con el escudo del estado Zuliaelaborado en mármol y remata con una cruz de hierro en su parte superior. Según el catálogo patrimonial, también forma parte del panteón la plaza de La Herencia. Su piso es de canto rodado y ladrillo y la parte delantera y lateral está rodeada por jardineras. Al fondo de la plaza se encuentra un muro alto conmemorativo con ventanas, arcos y pilastras. El borde superior tiene once medallones que representan a los hijos del general Rafael Urdaneta. Delante del muro se encuentra una escultura con la figura de María de los Dolores Vargas, esposa del general Rafael Urdaneta. La plaza posee diez faroles de hierro en su parte delantera, dos banderas, una del estado Zulia y otra de Venezuela. Además de los 36 nichos cerrados, hay 3 en el centro que no tienen tapa. En cambio, contienen tres cofres de los cuales hay dos abiertos y uno cerrado. Los abiertos son sepulcros vacíos. Es simbólico. Se hizo para tener presentes a dos héroes de la región: Rafael Urdaneta (1788 – 1845) y Rafael María Baralt (1810 – 1860), que reposan en el Panteón Nacional en Caracas. En el tercer nicho está Venancio Pulgar (1838 – 1897). Otros próceres de la independencia que reposan en el panteón son Juan Nepomuceno Santana (1804 – 1882), Anselmo Belloso Rodríguez (1805 – 1885) y José de Jesús Infante (1789 – 1871), honrados con su ingreso en el panteón el 16 de enero de 1997.

Valores patrimoniales:

La sede del Panteón Regional, que integra el casco histórico de la ciudad de Maracaibo, está registrado como bien de interés cultural de la nación en el Catálogo del patrimonio cultural venezolano referido al municipio Maracaibo. El IPC suscribe en el mismo la «gran importancia» de este lugar «porque allí se encuentran los restos de las mujeres y hombres ilustres del estado Zulia». Además de los cofres abiertos de Urdaneta y Baralt, y el cerrado de Pulgar, reposan en este panteón los restos de personajes entrañables para el gentilicio zuliano, como los del Monumental Ricardo Aguirre (1939 – 1969), cantante, compositor, músico, maestro, director, locutor y arreglista venezolano, autor del himno gaitero La grey zuliana, quien fue inhumado el 8 de noviembre (Día del Gaitero y de su onomástico) de 2002; del Bolerista de América, Felipe Pirela (1941 – 1972); del escritor, dramaturgo y poeta Udón Pérez (1871 – 1926) y del primer rector de la Universidad del Zulia, Dr. Francisco Ochoa trasladados allí el 28 de enero de 2004. El 3 de agosto de 2012 entraron al Panteón Regional los restos del ilustre Julio Árraga, ubicado en el nicho funerario Nº 27; Manuel Puchi, en el Nº 28, y Adolfo de Pool en el nicho N.° 29.

Ubicación:

Calle Carabobo, cruce con calle Obispo Lasso, de cara a la avenida Padilla. Maracaibo, estado Zulia.

Fundación Cementerio El Cuadrado - Derechos reservados